La Cámara Costarricense de Hoteles, mostró su preocupación ante el Consejo Nacional de Áreas de Conservación debido a la situación que se ha presentado en los últimos meses en algunas playas y ríos de Costa Rica con la aparición de algunos cocodrilos en sus aguas.

El Presidente de la CCH, Gustavo Araya, envió una carta en la que se exponen nuestras ideas y propuestas para mermar esta situación.

Esta es la carta enviada:

10 de junio de 2014

Consejo Nacional de Áreas de Conservación
Avenida 15, Calle 1
Barrio Tournon costado Sur de Ulacit
Sus Oficinas

Estimados señores del Consejo

Con mucha preocupación, los aquí firmantes en representación de la importante industria turística del país, queremos solicitar su involucramiento y respuesta inmediata a la problemática que está ocasionando la cada vez más frecuente visitación de cocodrilos en las playas, río, quebradas y lagos del país.

Cocodrilo

Varios cocodrilos fueron encontrados en las orillas de las playas costarricenses.

En días recientes, el avistamiento de cocodrilos se ha incrementado y ha generado una situación de alerta tanto en los turistas que visitan la costa pacífica como a nuestros trabajadores. Comprendemos, por reportes de especialistas en el tema, que nos encontramos en el mes de apareamiento y que ello implica mayor agresividad y exposición por parte de estos animales. Sin embargo, con la experiencia de más de 60 años de todas las Cámaras acá firmantes, podemos sostener con mediana claridad que lo sucedido este año no es una situación normal y podría obedecer más a una importante sobre población de estos reptiles en estas zonas que a un tema de apareamiento.

Así las cosas, como lo establece el artículo 22 de la Ley de Conservación de Vida Silvestre, Ley 7317, en concordancia con el artículo 28 inciso a) de este cuerpo legal, muy respetuosamente solicitamos atención inmediata a esta situación con el fin de establecer los protocoles necesarios para el control, reubicación, caza o eliminación (según corresponda de acuerdo con los estudios técnicos) de estos animales con el fin que no causen un grave daño a cualquier otro ser humano que pueda poner en peligro evidentemente la vida de ellos, pero igualmente la estabilidad económica de las miles de familias que dependen del turismo en estas zonas costeras.

Rogamos mantenernos informados de las acciones que se tomen, de los estudios técnicos y sobre todo del plan de acción que este Consejo tomará con esta importante situación.

Muy respetuosamente,

Gustavo Araya Carvajal
Presidente Cámara Costarricense de Hoteles

c.c. Wilhem Von Breymann, Ministro de Turismo
Ana Elena Chacón, Vicepresidenta de la República

  • Juan Carlos Valverde

    De ninguna manera estoy de acuerdo en la eliminación, recordemos que nosotros invadimos su territorio, re-hubicación estará bien, pero no pretendamos matar lo que nos da de comer que es la naturaleza misma, o somos o no somos, muy mal redactado Gustavo Araya.

  • Jose Zúñiga Miranda

    La problemática de los cocodrilos se presenta en todo el mundo, acá en Costa Rica, como en otros lados del mundo el aumento del contacto humano-cocodrilo se da por diversas razones. Hay especialistas trabajando en el tema.
    Me parece fundamental que haya educación tanto de los empresarios, como de los turistas y población en general. En Australia, de las cosas que más se trabaja es el la rotulación y prevención de accidentes. Debe haber interés de todas las partes para hacer un buen manejo, no se trata solo de sacar los animales de su hábitat, matarlos o eliminarlos, sino, aprender a convivir con ellos y realizar las actividades humanas en cuerpos de agua, con mayor prevención.
    Es indignante que se cree tanta presión a las instituciones que hasta hayan sacado un animal silvestre de un parque nacional, lugar que debería estar destinado a que ellos vivan libremente.
    Por otro lado, debería haber un interés por parte de la cámara, para que se cumpla la ley de vida silvestre, y que quienes alimentan a los cocodrilos en el Tárcoles y otros sitios, sean sancionados. Pero ¿porqué no han pedido eso contra las empresas turísticas que brindan ese show? Si esto sí es un verdadero peligro para los turistas y la población. ¿porqué no mejor invertir en educar y hacer un tour educativo con los turistas?
    Falta educarnos más, apoyarnos más en los especialistas y emitir criterios con completa claridad y no con “mediana claridad”, respaldados en estudios técnicos y científicos, y dirigidos por especialistas en el tema.
    Les dejo algunos links con información valiosa
    http://www.parksandwildlife.nt.gov.au/becrocwise#.U5hqUPl5M_Z
    http://www.crocodile-attack.info/
    Buenos días
    Jose Zúñiga Miranda
    Ced: 1-1333-0591
    Correo: josezmir@gmail.com / josezmir@costarricense.cr

    • Estimado José:

      Quisiéramos agradecer su interés en la situación de los Cocodrilos en Costa Rica. Creemos que no se deben alimentar los cocodrilos ni ningún animal silvestre y usted lleva toda la razón. Vamos a trasladar este problema a las autoridades también. La intención de nosotros como Cámara no es resolver el problema a nuestra manera, por no ser especialistas en el tema. Nuestra inquietud nace como consecuencia de la gran cantidad de artículos aparecidos en los medios de comunicación y redes sociales.

      Nuestros asociados han externado su preocupación por la seguridad de las familias que visitan sus playas y lugares rurales cercanos a ríos y lagos. Es nuestra obligación solicitar a las autoridades competentes y conocedoras del tema, para que nos expliquen como podemos contener el riesgo de ataques. Tenemos muchas preguntas al respecto, ¿existe realmente sobre población? ¿están habitando actualmente lugares que anteriormente no era su habitat? ¿Se ven afectados los ecosistemas donde actualmente habitan éstos animales y que anteriormente no lo hacían? ¿Es cierto que existen personas que han trasladado éstos animales a nuevos habitats que no son los de ellos, generando un riesgo latente?

      Estas son algunas de las dudas que tenemos y que deseamos que sean los expertos los que dejen saber las acciones correctivas que se deben tomar. Nuestra preocupación actual, se debe a que anteriormente no se tenían al menos que conociéramos, presencia de cocodrilos en lugares que se están reportando recientemente.

      Agradecemos su misiva y nuestro interés nunca será la exterminación de la especie, pero si proteger la integridad de las familias costarricenses que visitan las playas en forma constante, así como ríos, quebradas y lagos.

      • Jose Zúñiga Miranda

        Estimado Andrés
        Desde hace ya más de año y medio vengo siguiendo el tema del conflicto humano-cocodrilo en Costa Rica, me he dado a la tarea de leer, investigar y asesorarme con una de las investigadoras y especialistas en cocodrilos del país.
        No hay tal sobre población, la evidencia científica así lo asegura, solamente en el Gran Humedal Tempisque los datos registrados evidencian un aumento de la población, pero esto se considera como una recuperación de la población después de la caza furtiva.
        Los cocodrilos han utilizado durante su milenaria existencia los cuerpos de agua dulce y salada, en el caso del mar, los cocodrilos salen en busca de alimento cuando sube la marea principalmente y para trasladarse de un río a otro. No hay evidencia de que se estén adaptando o concurriendo sitios que no sean su hábitat normal.
        El hábitat de los cocodrilos está siendo afectado por la actividad humana, la agricultura, la acuicultura, las construcciones, contaminación, destrucción de humedales para los sembradíos de caña, entre otros, lo que ha ido reduciendo y afectando su hábitat. Como le menciono, no hay evidencia de que estén utilizando otro hábitat ni que lo estén afectando.
        Las personas que han trasladado estos animales a sitios que no corresponden a su hábitat, son aquellos que los han dejado en los lagos del Parque de la Paz y La Sabana por ejemplo, y esto sí podría representar un peligro eminente para cualquier ser humano y para los cocodrilos.
        El conflicto humano-cocodrilo se da entre otras razones por la destrucción de su hábitat, y por una mayor presencia humana en dichos lugares (similar a lo que pasa con jaguares y pumas con los ganaderos). La percepción negativa puede haber aumentado también por el aumento de noticias de avistamiento, así como el mal intencionado uso de fotografías de otros países (principalmente Australia) para sugerir mayor presencia en las playas, además de un aumento de notas amarillistas de los medios de comunicación.
        Según se, actualmente hay programas de manejo para las zonas que así lo requieren, los especialistas en el tema se han apoyado de estudios a lo largo de los años. El tema del conflicto, debe asumirse entre todas las partes, gobierno, instituciones privadas, universidades, población general, pero sobre todo, requiere mucha educación, así como se requiere de mucha educación para prevenir accidentes de tránsito, afectación por desastres naturales, incendios, entre otros.
        Apoyémonos en los expertos para dirigir un buen manejo yo control.
        Le comparto las palabras de Grahame Webb (Director del Grupo de Especialistas en Cocodrilos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza):
        “La conservación de los cocodrilos…realmente es sobre trabajar/educar a la gente”.
        Pdta.
        Viendo la nota de hoy en telenoticias, deberían de corregir públicamente que no es cierto que hay sobre población, ya que no hay un respaldo para decir esto. Tampoco es cierto que están visitando sitios que no corresponde a su hábitat.
        Muchas Gracias

  • Elena Fallas

    Yo estoy de acuerdo en que eliminen la sobre población.
    pero parece mentira que para algunos vale mas la vida de estos animales que la de los Humanos,
    Solo imaginar una demanda millonaria de un Turista acabaría con el negocio y el sustento de miles de costarricense que viven del turismo

Noticias

CCH envió carta al Consejo De Áreas de Conservación por tema de cocodrilos en playas

5