Por primera vez en muchos años hemos logrado poner el tema del Turismo en la palestra de los candidatos presidenciales. Unos manifestando que hemos puesto todos los huevos en la canasta del Turismo y que hemos privatizado playas, y otros estableciendo parámetros altos para un sector que lo necesita. A pesar de la discrepancia en las visiones sobre nuestro sector, lo importante es que por primera vez en las últimas 6 elecciones el tema Turismo ha tomado la importancia que se merece y ha estado en los debates presidenciales.

No obstante, si importar cual sea el próximo gobierno, hay retos importantes que deben ser resueltos y que no necesariamente pertenecen a este sector sin los que ninguno de los planes de todas las bancadas podrán desarrollarse (salvo el caso del Frente Amplio que se ha declarado enemigo del “megaturismo” (sic) sin que explique exactamente a que se refiere y el caso del Partido de los Trabajadores que se declaró enemigo de la empresa privada).

El primero de estos retos importantes es la expansión y finalización del aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Es el primer reto porque si bien es cierto su capacidad instalada tiene potencial para atraer más vuelos; en las condiciones actuales ha demostrado que la atracción de vuelos por parte de la empresa operadora y del ICT es una labor titánica, sobretodo si se compite con destinos como Colombia, Panamá, Perú y El Salvador. La atracción de más vuelos a los distintos aeropuertos debe ser el pilar fundamental para el incremento del Turismo. Recordemos que recientemente KLM y Air France iniciaron operaciones en Panamá. ¿Porqué no lo hicieron aquí? Las respuestas son múltiples pero con un denominador común, las condiciones que otorga el Gobierno para el Aeropuerto son insuficientes.

EL segundo reto importante debe ser el resto de la infraestructura. Desde puertos, carreteras y aeropuertos locales hasta clínicas, hospitales y centros de esparcimiento en los sectores turísticos, sin dejar de lado el sueño de todos en este sector de contar con un verdadero Centro de Convenciones que sea un imán de atracción para el país.  En resumen, el cliente que Costa Rica ha atraído por los últimos 30 años es un cliente sofisticado que requiero de un trato distinto al que se requiere en otras latitudes de Centro y Sur América y que requiere una mejora en toda la infraestructura que le recibe para así atraer mejores y más sofisticados turistas , aunque esto no le guste al Frente Amplio y al Partido de los Trabajadores, quienes desean de la noche a la mañana cambiar el tipo de turista que viene al país. (Plan de Gobierno Frente Amplio página 72 y 12 Propuestas para el Empleo del PT en internet).

El tercer reto es el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas. El financiamiento en Costa Rica sigue siendo un calvario que cargamos en los hombros los empresarios nacionales que contamos con proyectos innovadores pero sobretodo económicamente viables pero que por no existir una verdadera política de Créditos para el Desarrollo se han quedado en el papel. Este financiamiento además requiere que los Bancos comprendan perfectamente el accionar del Turismo con temporadas bajas y altas que deben flexibilizar la estructura de pago.

El Cuarto Reto para el sector es sin lugar a dudas la flexibilización de las jornadas laborales que sin lugar a dudas también servirá para mejorar el empleo. En este sentido es curioso encontrar en los partidos de izquierda compartes de alguna forma esta lógica ya que en sus propuestas para combatir el desempleo, establecen que se debe reducir la jornada de 48 a 40 horas para que se contraten más trabajadores, pero siempre pagándose las 48 horas ¡Cuidado Pierde!. La propuesta de modificar el Código de Trabajo no es más que con el objetivo de modernizar y actualizar las circunstancias actuales donde hay mucho trabajadores que laboran más de las 48 horas a la semana, y con la flexibilización se podría dar más oportunidades a otros trabajadores, tal y como lo entienden los izquierdistas, pero claro sin que exista un beneficio desmedido como lo quieren ellos.

El papel no alcanza para continuar con más retos sin embargo ninguno de ellos se podrán realizar si el 8 de mayo del 2014 no suceden dos cosas, una que depende de los políticos que hayan sido escogidos y otra de nosotros. Para los políticos lo primordial es iniciar a combatir la corrupción y concentrarse en los mas desposeídos permitiendo a los empresarios laborar, siempre, obviamente del lado de la ley. Y para el resto de los ciudadanos si el 8 de mayo no dejamos de lado las posiciones políticas e ideologías y comprendemos que el futuro Presidente será el de todos y que su mal o bien será igualmente para todos.

  • Mario M

    Interesante articulo. Es correcto que para expresar todos los pendientes se necesita un libro y no una pagina de internet. Sin embargo, el esquema de costos es de vital importancia, mas cuando enfrentamos aumentos en US$ de mas del 100% en electricidad, agua, gasolina, y un tipo de cambio pegado a la banda baja, que encarece la operacion de todas nuestras empresas turisticas. Si bien es cierto necesitamos mejores aeropuertos, carreteras etc, para mi la prioridad es el esquema de costos y el tema de seguridad, ya que ambos amenazan directa en immediatamente nuestra industria

rfwbs-slide
Noticias

Los retos del Turismo en un año electoral

1